¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

cerebro en la ansiedad

¿Qué sucede en tu cerebro cuando te sientes ansioso?

Hace algunos años decidí investigar que es lo que sucedía en mi cerebro cada vez que tenía un ataque de ansiedad.

¿Qué partes de mi cerebro se activaban? ¿Cuáles dejaban de funcionar de manera adecuada? ¿Cómo se generaba y procesaba el ciclo de la ansiedad?

La verdad es que no quiero llenar este post de palabras muy especializadas y difíciles de recordar así que tratare de explicar el proceso de la manera más simple posible.

Existen tres procesos principales que se efectúan casi de manera automática en nuestro cerebro en tres regiones diferentes:

  1. Tálamo sensorial: Recepción de la señal
  2. Cortéx sensorial: Evaluación de la señal
  3. Amígdala: Respuesta emocional (ansiedad)

Cada vez que recibimos un estímulo o seña de alerta, esta viaja directamente al tálamo sensorial para después elegir cualquiera de las siguientes vías:

  1. Primera vía. Orden correcto en el que se debe evaluar las señales de alerta o estímulos que recibe la persona.
  • Señal de entrada (tálamo)
  • Evaluación de la señal (cortéx)
  • Respuesta emocional (amígdala)

2. Segunda vía. Forma incorrecta en el que se evalúa las señales de alerta o estímulos que recibe la persona.

  • Señal de entrada (tálamo)
  • Respuesta emocional (amígdala)

Existen diferentes estudios, que han demostrado como varía el proceso de señales en personas con trastornos de ansiedad y depresión y personas que no tienen ningún tipo de trastorno mental. Esto no quiere decir que no puedes evaluar de manera correcta las señal recibida. Por lo regular cuando recibimos una señal de alerta tendemos a tomar la segunda vía, la más cortita. Al ser más corta no evaluamos de manera correcta lo que nos esta llegando y nos vamos directo a la respuesta emocional.

Cuando nos vamos directo a la respuesta emocional (amígdala) tenemos una serie de sentimientos. Miedo, tristeza, ansiedad, etc., todo lo que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida. Quizá te preguntes por qué debes de saber todo, esto si lo único que quieres es sentirte bien. La respuesta es simple. Entendí que la ansiedad es simplemente un ciclo que NO fue correctamente evaluado y que mis síntomas fisiológicos eran resultado de un baypass mental.

Cuando comprendes cómo funciona tu cerebro y cuál es la manera adecuada de evaluar la señales recibidas, es cuando comienzas a tener el control de la ansiedad.