¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

La ansiedad mi herramienta

Hace unos días te hablaba sobre cómo hice de un trastorno de ansiedad mi herramienta, y quizá suene repetitiva pero te puedas preguntar ¿Cómo voy hacer una herramienta de algo que me hace sentir tan mal?

Pues bien, primero vamos a sacarnos de la cabeza ese latigazo mental, donde te dices que la ansiedad es lo peor que te pudo pasar, que eres inestable, que no sirves para nada. Saca de tu mente ese tipo de pensamientos, deja de culparte y pon manos a la obra.

Entiendo que tener un trastorno de ansiedad no es una dicha de la cual nos sintamos orgullosos, sin embargo de nada sirve reprocharse por tener algo que no pedimos, pero que está ahí. Así que en lugar de tantas quejas, es mejor poner atención a las alertas que nos manda el cerebro.

Para mí, la ansiedad es el recordatorio diario de aquello que tengo que hacer en la vida. No venimos a pasear, tampoco digo que sea fácil, pero si todo fuera sencillo no tendría gracia.

Hay pasos básicos que debes plantear, no los veas como una tarea o como algo que tienes que hacer nada más por que sí. Entiendo que hay días en los que te sientas mal y que es un caos tu mente y cuerpo, pero también tienes días buenos. Deja de maximizar los días malos y maximiza los buenos, cuando estés en ellos, busca la forma de ir creando un nuevo ciclo.

Hay dos cosas fundamentales con él ansioso; La primera, si realmente tienes ganas de dejarte de sentir mal, debes de ser disciplinado, no lo veas como un reto, al final la disciplina nos pone en orden la vida. Y la segunda es la paciencia, aprender a ser paciente es todo un arte y en el proceso de la creación de un nuevo ciclo es donde aprenderás ambas cosas.

Debes entender que la ansiedad es un ciclo cargado de energía negativa, el cual se presenta mediante una serie de pensamientos o imágenes catastróficas, que derivan en sintomas fisiológicos, sin embargo ese ciclo negativo, puede ser totalmente revertido y aunque lo veas como algo imposible, debes tener en cuenta tres importantes aspectos a poner en tu práctica en tu vida. El primero es la practica diaria de una actividad física, una correcta alimentación y una evaluación de pensamientos, en este último punto, plantea si todo aquello que piensas en un ataque de ansiedad, es real, ha sucedido o solo es producto de tu imaginación y ansiedad. Analiza, comienza a darle un giro a tu vida y haz de la ansiedad una herramienta.

Te lo dejo de reflexión, piensa y contéstate a ti mismo, de que forma la ansiedad sería una herramienta en tu vida.