¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

¿Qué es lo que acaba de pasar por mi mente?

Te voy a plantear dos situaciones reales, de como funciona un ataque de ansiedad, pero no se trata de que sepas su función, lo más importante aquí es saber hacer frente a la situación, de la manera más sensata que te puedas imaginar. Ahora bien, a mi me encantan los perros, siempre y cuando no sean míos, me conozcan y no me ladren; hasta la fecha no he conocido un perro que deje de ladrar, sin embargo por mucha ternura que me ocasione ver un perrito, mi miedo hacia ellos es bastante grande y te voy a explicar porqué y ¿qué es lo que acaba de pasar por mi mente? es una de las preguntas que frecuentemente me repito.

Desde pequeña he tenido una creencia en que los perros me van atacar, no me preguntes de donde surgió la creencia, pero siempre ha sido uno de mis miedos más latentes, hasta la fecha cada que voy caminando por un vecindario evito acercarme a las rejas de las casas por temor a que salga un perro y me ladre y posteriormente se salga de la casa y me ataque. Caminar por el vecindario lleno de rejas es una continua angustia, hasta que llego a mi casa. Todo el camino voy tensa y cualquier movimiento por mínimo que sea me asusta de tal manera que me exalto brincando. Digamos que así comienza un ataque de ansiedad, te lo iré detallando, pon atención, son tres puntos en los cuales la ansiedad comienza y termina, que son: SITUACIÓN, PENSAMIENTO, EMOCIÓN.

Ahora bien como te decía, mi creencia central es el miedo a que un perro se salga de la casa y me ataque, dicha creencia esta tan arraigada que me genera un malestar físico y mental cada que tengo que caminar por casas con rejas. Entonces la situación que activa un ataque de ansiedad es el miedo a que me ataque un perro, en ese momento comienzan a pasar una serie de pensamientos en mi cabeza, algunos brotan en forma de imágenes que son mis pensamientos distorsionados; lo primero que pasa por mi cabeza es una imagen donde me veo mordida por el perro y la gente riéndose de mi, lo segundo, que no quiero que se den cuenta que me dan miedo los perros, lo tercero es que el perro me va atacar y nadie me ayudará a salvarme y por último que por culpa de la mordida del perro voy a quedar marcada o me va a dar alguna enfermedad. Esa serie de pensamientos proyectadas en imágenes me genera una emoción en la cual comienzo a tener una serie de sintomas fisiológicos que llegaron ahí para acentuar la ansiedad, lo primero es un escalofríos tremendo, posterior una actitud de nerviosismo, donde mi respiración aumenta, siento palpitaciones, me tenso corporalmente..

Esos tres puntos pasan en cuestión de minutos, no creas que me llevo días, es algo exprés los pensamientos automáticos brotan y en ese momento mi ansiedad esta en su pico, así que no logro diferenciar si aquello que esta proyectando mi cabeza es realidad o no. Como en ese momento no logro asimilarlo, brotan una serie de sintomas físicos que acrecientan el problema paralizándome por completo. En dicho punto no evalué si realmente el perro iba a salirse de la casa y me iba a morder, tampoco tuve en cuenta que la gente no va por ahí mirando que le pasa al otro. Ahora bien, supongamos que ya pase la situación desagradable, que seguí mi camino, llegue a mi destino, logro tranquilizarme, puedo respirar mejor, ya no hay palpitaciones, tampoco tensión corporal, ni nerviosismo. En dicho punto es donde debo evaluar qué fue lo que paso, si fue real todo aquello que pensé o simplemente me deje paralizar por la ansiedad.

Ahora, esta creencia del miedo a los perros, puede ser por alguna situación ya vivida, la verdad es que siempre he tenido miedo, sin embargo un día ya grande, un perro me ataco y esa serie de pensamientos se hicieron realidad (aunque no en su totalidad), en ese instante me paralice tanto que después de ser mordida seguí caminando como si nada me hubiera pasado, iba totalmente en shock, hasta que llegue en casa sin poder respirar y con palpitaciones al cien. La ansiedad estaba en su pico, aquello que tanto temía había sucedido. Sin embargo como ansioso te puedo decir que tendemos a maximizar las cosas. La mordida del perro apenas y me dejo cicatriz, afortunadamente traía pantalón y el perro me ataco porqué estaba ciego y el descuido de sus dueños hizo que se saliera de casa. Esta situación hizo que mi creencia central se reforzara tanto al grado de caminar dos cuadras más con tal de no pasar por la calle donde esta el animal. También evito acercarme a las casas con rejas y si antes caminar por le vecindario era un suplicio, ahora lo es peor. Sin embargo, cuando llego a casa de amigos o familiares que tienen perros, tiendo a encariñarme y jugar con ellos. Y fue ahí donde me di cuenta que permitía abrirle la puerta a la ansiedad y dejar que me paralice.

Desaprenderme de la creencia central del ataque del perro, ha sido una tarea algo complicada y más cuando en una de las situaciones se reforzó con un evento verídico, donde realmente fui atacada. Sin embargo, evito caminar por las calles con menos angustia, mis sintomas fisiológicos disminuyeron y cada que paso por una casa con reja le cierro la puerta a la ansiedad, con una evaluación correcta de pensamientos, identificando lo que pasa por mi mente en ese momento y si realmente va a suceder o solo es producto de mi ansiedad.

Todo esto que te explico es importante que lo entiendas, así funciona cuando tienes un ataque de ansiedad, ahora lo que debes de hacer, es que terminado tu ataque, donde tu mente ya este tranquila, donde no te encuentres paralizado por la ansiedad, tomes una libreta y evalúes cuatro cosas: ¿qué esta pasando por mi mente? ¿qué es lo que pasa cuando mi estado de ánimo? ¿qué pensaba antes de sentirme mal? ¿qué me hace sentir así? Esta actividad de autoayuda te dará la pauta a que al siguiente ataque de ansiedad no te dejes paralizar por ella, estés consciente y que comiences a construir pensamientos positivos que te harán sentir mejor.

No creas que todos esto pasa de la noche a la mañana, evaluar tus pensamientos es sencillo, al principio como cualquier cosa que aprende uno, te costara un poquito de trabajo, sin embargo es cuestión de perseverancia y practica, debes ser paciente y revertir el ciclo de la ansiedad.