¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

entender a los que padecen ansiedad

Cuatro puntos para entender a los que padecen ansiedad (2ª parte)

En el último post te explique la primera parte de cómo entender a los que padecen ansiedad. Esto te ayudará a tener un conocimiento más amplio sobre cómo actúa la ansiedad. Estas estrategias las deberás trabajar para quitarle esa connotación negativa a tus sentimientos y que tanto te hace sentir mal. También comprenderás la diferencia entre personas que experimentan niveles de ansiedad normales y los que padecen niveles de ansiedad muy altos.

5. Las personas que experimentan trastornos de ansiedad generan más interpretaciones negativas y amenazantes de sus sentimientos y síntomas. 

Esto es una realidad. Recuerdo en una ocasión haber tenido un dolor de cabeza por un par de días. La interpretación que le di a este síntoma fue totalmente exagerada. Comencé a evaluar cuáles era las posibilidades de que no fuera un dolor de cabeza sino un tumor o alguna enfermedad incurable. Las interpretaciones negativas de tus sentimientos y síntomas es el pan nuestro de cada día para las personas que somos muy ansiosas.

6. La ansiedad se caracteriza por una elevada frecuencia, intensidad y duración de pensamientos e imágenes automáticas.

Hace poco platicaba con una amiga acerca de su miedo a manejar. Me comentaba acerca de la ansiedad que experimenta cada vez que se sube a un auto. Me detalló a la perfección una imagen que llega a su mente cada vez que intenta tomar el control del volante. Es una terrible escena en la cual sufre un accidente que la lleva a moverse en silla de ruedas por el resto de sus días. Esta escena dramática llega sin previo aviso. Se instala en su mente junto con otros pensamientos fatalistas. La imagen bien detallada es acompañada de varios pensamientos generados automáticamente. Prolongan y perpetúan su estado de ansiedad, haciendo más difícil su aprendizaje tras el volante.

7. Las personas que experimentan momentos de ansiedad normal en su vida diaria tienen a su disposición diferentes estrategias que garantizan una sensación de seguridad relativa y reducen considerablemente la ansiedad.

En tu caso estas estrategias en la mayoría de las ocaciones parecen no ser efectivas. Supongamos que nos subimos a un elevador con otras personas y entre los presentes se encuentra alguien que padece un trastorno de ansiedad y el resto ansiedad normal. El elevador se detiene por una razón desconocida. En los primeros segundos ocurren diferentes tipos de imágenes y pensamientos entre las personas que se encuentran dentro del elevador. Las personas con ansiedad baja o normal seguramente están pensando que hubo algún problema técnico y que en cuestión de segundos el elevador volverá a funcionar. Algunos de ellos también recuerdan que ya antes han tenido problemas en el mismo elevador y que en aquellas ocaciones solo tuvieron que esperar unos cuantos minutos. También se dan cuenta que hay un botón y otros medios de comunicación en caso de emergencia.

Por otro lado tenemos a la persona con trastorno de ansiedad. En los primero segundos su mente es secuestrada por pensamientos negativos acerca de la situación. Piensa en que podría perder mucho tiempo encerrado en el elevador y no llegaría a tiempo a la cita que tiene programada. Su mente divaga más y más, hasta que elabora una imagen en donde se encuentra despedido de su trabajo a punto del llanto. Las estrategias defensivas inmediatas cuando surge una situación estresante son sin duda menos efectivas en personas con trastornos de ansiedad. Las señales de seguridad se ven opacadas y las estrategias que los demás tienen a su alcance para reducir la ansiedad en nuestro caso parecen inexistentes.

8. Si experimentas niveles de ansiedad altos significa que eres selectivo con la información en la cual pones toda tu atención.

Desafortunadamente la mayoría de gente que padece algún trastorno de ansiedad se inclina en buscar señales que alimenten la amenaza. Un buen ejemplo es aquella persona que esta atenta a cualquier síntoma fisiológico que experimenta su cuerpo. Si te agitas por caminar pensarás que es  consecuencia de algún problema en el corazón. Si después te duele el pecho reafirmarás que tu pensamiento es el correcto y así irás retroalimentando la creencia disfuncional.

Estos ocho rasgos no solo te ayudarán a entender a los que padecen ansiedad. Sino que te darán la pauta para analizar de forma correcta las situaciones que te generan ansiedad, evaluándolas de forma correcta. Trabajar selectivamente en cada uno de los rasgos le irá quitando fuerza en tu mente y cuerpo.