¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

fuente de la ansiedad

¿Conoces la fuente de la ansiedad?

¿Qué es lo que me provoca ansiedad?

¿Qué es lo que debo cambiar o empezar a trabajar para realmente sentir un cambio al momento de tener un ataque de ansiedad?

Un día tome las llaves del carro y maneje desesperadamente hacía el consultorio del doctor. Mi mente estaba totalmente desordenada. Sentía que me faltaba el aire y una noche antes había sentido una opresión en el pecho que no me había dejado dormir más que un par de horas. Estaba convencido de que no era otra cosa que los síntomas de que algo andaba mal con mi corazón. Mi mente elaboró varias imágenes y pensamientos erróneos. Pero muy adecuados en aquel momento para mi ansiedad. Así que termine en un consultorio explicándole detalladamente al doctor por qué debía de examinarme minuciosamente. El doctor sabía que la mayoría de mis síntomas eran una maximización causada por algún trastorno de ansiedad.

En aquel momento lleno de pánico, estaba completamente seguro que la causa de la ansiedad eran esos síntomas físicos que llegaban de una manera inesperada. Debía de hacer algo para controlarme. Realmente debía de hacer algo pero no sabía qué. Después de un tiempo de lidiar con frecuentes ataques de pánico y de miedo a tener otros ataques de ansiedad, comencé a preguntarme si realmente los dolores de pecho, de cabeza y todo el contenido disfuncional, era el que me provocaba ansiedad.

La mayoría saben de lo que hablo. Dirán que es obvio que al desaparecer todos estos síntomas la ansiedad desaparecerá. Sin embargo lo que no entendía en aquellos momentos es que aunque tuviera una varita mágica con la que pudiera desaparecer por completo los síntomas, mi trabajo como ansioso sería el buscar nuevos recursos que me llevarán de nuevo a estar enfrente de un doctor.

La ansiedad es un estado de absoluta persistencia y de profundo enfoque en lo que experimenta nuestro cuerpo. Aquella persona que piensa que morirá de un ataque al corazón seguirá pensando que en cualquier momento sucederá. Este es un hecho que incluso cuando algún especialista le haya dicho todo lo contrarió, aquella persona que tiene miedo de caminar en un lugar lleno de personas, seguirá pensando que todos estarán atentos a que cometerá algún error para juzgarlo de manera discriminada. Incluso cuando nadie se haya percatado de su presencia.

La fuente de la ansiedad no está en el contenido de nuestros miedos. Sino en la manera en que evaluamos todas estas situaciones. La continua evaluación de todos estos hechos de una manera realista, nos muestra que la mayoría de las veces estas situaciones son producto de creencias totalmente disfuncionales y erróneas acerca de nuestros miedos.

Aquella noche estaba totalmente seguro que algo fatal me sucedería y que no tendría ningún tipo de control sobre ello. Tiempo después he aprendido que el contenido no es importante. Es solo una imagen y pensamiento mal evaluado.

Si tienes ansiedad y piensas que jamás podrás tener el control de esos momentos cargados de imágenes y pensamientos catastróficos, créeme que estas en un error. Todos en este mundo tendremos algún momento que se salga de nuestras manos. La ansiedad en niveles normales no es mala. Es un método de defensa que hemos desarrollado a lo largo de miles de años de evolución de nuestra especie. Tu objetivo debe ser tener el control de estos estados. Re interpretando todas y cada una de las situaciones que activan la ansiedad.

La fuente de la ansiedad es causada por aquellos errores de interpretación que tenemos acerca de todas esas situaciones que vivimos de una manera extremadamente catastrófica y no por el contenido que lo acompaña. Recuerda que lo que importa no es el contenido, sino la valoración de nuestros pensamientos.