¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

Alimentación para la ansiedad

La alimentación influye muchísimo cuando padeces ansiedad. Somos lo que comemos. Así de sencillo. La mayoría del tiempo no cuidamos los alimentos que consumimos durante el día. No nos detenemos a observar si son saludables o no para nuestro cuerpo. La alimentación cuando sufres de un trastorno de ansiedad juega un papel muy importante.

Cuando decidí comenzar a sentirme mejor de manera natural algo que me ayudó notablemente fue el cambio de mis hábitos alimenticios. Me costaba trabajo creer que la alimentación iba hacer un cambio en la ansiedad. Y así fue.

Tener una deficiencia de nutrientes por una mala alimentación, puede contribuir a que la ansiedad empeoré o simplemente aparezca. De manera que lo que comemos influye en nuestros estados de ánimo.

Existen muchas causas por las cuales pudiste haber desarrollado un trastorno de ansiedad. Sin embargo, los desequilibrios emocionales que sentimos estan directamente relacionados con el estilo de vida alimenticio que llevamos.

Los alimentos que aportan nutrientes esenciales ayudarán a corregir tu química cerebral y corporal. La actividad física y la evaluación de pensamientos forman parte fundamental de este proceso. No creas que por comer bien, todo estará resuelto. Tienes que trabajar todo de manera conjunta.

Si en tu caso no haz tomado medicamentos aún, te sugiero que comiences a cuidar lo que comes. O quizá, si quieres comenzar a dejar los medicamentos o contrarrestar los efectos secundarios, alimentarte saludablemente es un enfoque totalmente natural.

Tener un enfoque sobre tu alimentación comenzará a aliviar los síntomas fisiológicos y las recaídas. Por ejemplo, si una de las causas de la ansiedad se debe a una mala alimentación (comida chatarra, alcohol, cigarro, conservadores, etc) Seguramente la deficiencia de vitaminas y minerales te estén generando síntomas o molestias. Tal vez la mayor parte del tiempo te sientas agotado, tengas problemas digestivos, dolores de cabeza, problemas para dormir, etc. Ese conjunto de molestias pueden ser causa de la mala alimentación. Demostrando así, tu deficiencia de nutrientes.

Al comenzar un hábito alimenticio saludable ayudarás a tu cuerpo a elevar los niveles de serotonina. Mejorará tu estado de ánimo, dormirías mejor, disminuiran los antojos, te sentirás menos ansioso y estresado. Y para la mujeres los síntomas producidos por el síndrome premenstrual disminuirán.

Alimentarse saludablemente es prioridad. Quizá te parezca complicado, pero no lo es. Todo depende de tu determinación para comenzar hábitos saludables. Te repito, esto lo debes de trabajar en conjunto con una actividad física. Y sobre todo que tu enfoque número uno es la evaluación de pensamientos. De esta forma irás equilibrando tu mente y cuerpo.

La alimentación para la ansiedad SI es importante. ¿Y tú qué estas haciendo comenzar a comer bien?