¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

La naturaleza de la ansiedad

La ansiedad es una respuesta de supervivencia resultado de miles de años de evolución de nuestra especie. Sin está prácticamente careceríamos de uno de los más importantes mecanismos de defensa que nos ayuda a estar alertas ante situaciones de peligro reales.

Hace un par de semanas olvidé activar el seguro de una de las puertas de mi auto. El resultado fue que al día siguiente el estéreo y algunas otras pertenencias habían sido robadas. Un par de días después mientras atendía una reunión pensé en el carro. No recordaba si había puesto el seguro o no. El resultado fue que entre en un momentáneo estado de ansiedad, ya que mi laptop y algunos documentos importantes se encontraban dentro del auto. Después de ese par de incidentes ahora verificó que realmente los seguros están puestos.

Recuerdo la primera vez que estuve expuesto a hablar en otro idioma por cuestiones de trabajo. Anteriormente había tomado algunos cursos de inglés. Escuchaba música y leía cuando me lo permitía artículos en inglés. Todo esto estaba muy bien. Pero nunca conté con que algún día tendría que hablar por más de diez minutos en ingles. Ese día entre en un estado de ansiedad el cual me hizo titubear en varias ocaciones. Y me incomodó de muchas maneras. Semanas después practique y puse especial atención en los errores que había cometido. El resultado fue que en la siguiente platica que tuve pude entablar una conversación más fluida.

Lo que quiero decirte con estas pequeñas historias es que el objetivo de sentir ansiedad es brindarnos un mecanismo el cuál te ayude a comunicarte ante un público o simplemente evitar que te roben tu auto.

Para las personas que lidiamos con algún trastorno de ansiedad poder cambiar ese enfoque puede resultar una tarea un poco complicada. Hace algunos años jamás me hubiera imaginado escribir un post acerca de los beneficios de experimentar algún sentimiento ansioso. Sin embargo hoy te puedo decir que esos beneficios existen.

Quiero explicarte que la diferencia entre un trastorno de ansiedad y la ansiedad que todo las personas en este mundo padecen es solo cuestión de niveles y de contenido. Imaginemos que después de que sentí ansiedad por esa reunión hubiera valorado de manera diferente mis pensamientos. En aquel momento pensé, tengo que esforzarme más y practicar lo que resta de la semana. Si en lugar de eso hubiera pensado que la gente alrededor me estaba juzgado duramente y que jamás me iba a poder comunicar en inglés porque simplemente no era bueno con los idiomas. Seguramente hubiera generado más ansiedad y mi desempeño a la hora de hablar hubiera sido igual o peor.

La valoraciones que le damos a nuestros pensamientos son las causantes de estados de ansiedad con contenidos altamente dañinos.