¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

respiración en la ansiedad

¿Es importante la respiración en la ansiedad?

¿Es importante la respiración en la ansiedad? Cuando tenía un ataque de ansiedad el primer aviso de que todo se iba a venir abajo, era mi respiración. La sensación de no poder respirar correctamente era una sensación terrible.

El día que decidí hacer un cambio para poder sentirme mejor, comencé  a observar muchas cosas que podían tener solución. Pero que no veía porque estaba demasiado ansiosa y desinteresada por cambiar esa situación. Lo primero por lo que comencé fue observar cómo es que comenzaban los ataques de ansiedad ¿qué sucedía después del pensamiento catastrófico? ¿cómo se reflejaba fisiológicamente? Anote esas preguntas y en ellas descubrí que físicamente lo que más se veía afectado era mi respiración.

Respirar de manera correcta es fundamental para cualquier ser humano. Pero sobretodo si tienes algún trastorno de ansiedad. Cada vez que entro a los grupos de ansiedad, veo que muchos se quejan de la falta de aire. Se que es terrible sentirse así, pero la solución esta en ti y en lo que hoy te voy a compartir.

Después de observar cómo cambiaba mi respiración cada que la ansiedad tocaba la puerta. Decidí poner manos a la obra. Cuando me encontraba bien, buscaba un lugar silencioso. Me aislaba de todo tipo de distracción y en la postura más cómoda, comenzaba a respirar de forma natural. Trataba de escuchar cómo es que sonaba y cómo se sentía en mi cuerpo. Ya entrada en ello, me di cuenta que al inhalar mis costillas se expandían y al exhalar me vaciaba por completo.

Todos los días le dedicaba unos 10 minutos a observar mi respiración. En aquel tiempo me sirvió mucho porque no practicaba ninguna actividad física y siempre me estaba quejando de lo mal que me sentía. Sin embargo al realizar ese ejercicio de respiración lograba dos cosas: aislar mi mente y respirar conscientemente.

En la próxima visita que me hizo la ansiedad, fue más fácil mantener la calma. Haber practicado todos los días la respiración me ayudó a que cuando sintiera que me quedaba sin aire, comenzará a inhalar y exhalar hasta que regresaba a mi respiración normal. Esto a su vez no sólo me ayudo a estar mejor, sino a poder evaluar aquellos pensamientos que me estaban llevando a la ansiedad y todo lo que conlleva.

Hasta la fecha, no dejo de practicar todos los días mi respiración consciente. Se volvió parte de mi vida. Y además me ayuda a mantenerme en total serenidad. Si aún no lo intentas practícalo. No hay mejores resultados, sino haces la tarea por ti mismo.

Recuerda que la respiración en la ansiedad es importante. Antes de comenzar a realizar cualquier tipo de actividad física, explora con tu respiración. Dedícale todos los días diez minutos de aislamiento mental y depuración física. Se trata, de que si la ansiedad toca tu puerta, tengas la capacidad para controlarte, respirar, evaluar tus pensamientos y dejarla ir.