¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

manejo de la ansiedad

Mi estrategia para dejar de sentir ansiedad

Era la primera vez que viajaba a otro continente. Estaba sentado esperando escuchar el anuncio para abordar. Era un vuelo que me que me llevaría de México hasta la parte sur de África. De repente un pensamiento llego a mi mente. Sería la primera vez que viajaría tantas horas en un avión. Una serie de pensamientos automáticos llenos de catástrofe llegaron a mi mente. Pensaba qué sucedería si me daba un ataque de ansiedad a la mitad del océano a miles de kilómetros. Quizá la gente se daría cuenta y se burlarían de mí. O peor aún, no me atrevería a tomar ese vuelo.

La ansiedad incrementaba mientras una voz anunciaba el momento de abordar el avión. Sin embargo recordé que en mi maleta siempre cargaba un par de ansiolíticos. Aunque no los tomaba con frecuencia, los llevaba como estrategia de seguridad por si algo sucedía. Al recordar que las pastillas iban en mi maleta la ansiedad comenzó a disminuir un poco mientras caminaba hacia el avión.

Las personas que padecen de ansiedad utilizan diferentes hábitos para evitar sentirse ansioso. Evitar lugares públicos, hablar en voz baja, tratar de controlar su respiración, checar su correo varias veces al día, llevar pastillas a todos lados, etc.

Cuando utilizas estos hábitos o estrategias para evitar sentir ansiedad lo único que logras es que disminuya momentáneamente. Sin embargo tan pronto vuelvas a exponerte a esas situaciones que evitas, la ansiedad regresará con la misma intensidad de antes.

Tu mente es un músculo que aprende de acuerdo a las experiencias que vivimos a diario. Si todos los días te expones a las situaciones que te suceden, tu cerebro aprenderá que la mayoría de ellas no terminan en un final catastrófico como lo imaginas. Volvamos a mi ejemplo. En el momento en que recordaba que cargaba conmigo un par de ansiolíticos dejaba de enseñarle a mi cerebro que viajar en un Boing 747 a miles de kilómetros podía llegar a ser una actividad normal en mi vida.

Deje de llevar las pastillas a todos lados y volar a diferentes países a miles de kilómetros de casa dejo de ser un martirio. No fue una tarea sencilla. Enseñe gradualmente a mi cerebro distintas estrategias que me permitieron tener confianza en mi mismo.

Hace un par de meses hice un viaje a Asia. Visite cinco países en dos continentes en un par de semanas. Si sumamos las horas de vuelo efectivas que acumule en esos días de viaje podríamos decir que estuve casi cerca de tres días viviendo en un avión. Recuerdo mi último vuelo de regreso a casa mientras miraba la inmensidad del océano, recordé aquellos días cuando dependía de unas pastillas para sentirme tranquilo durante aquellos viajes. También pensaba en todas aquellas personas que causa de este tipo de hábitos fortalecen la ansiedad y lo mucho que me gustaría contarles mi historia.

Recuerda que los hábitos o las estrategias que utilizas para evitar sentir ansiedad jamás te ayudarán a reducir los niveles de ansiedad. Al contrario. Bloquean tu mente evitando que aprenda gradualmente y fortaleciendo el sentimiento de ansiedad. Busca estrategias efectivas para el manejo de la ansiedad.