¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

niveles de ansiedad

4 hacks para disminuir los antojos y cómo influyen con los niveles de ansiedad

Algo que me costo a la hora de cambiar mi alimentación fue reducir los antojos. Durante el día siempre tenía un antojo de algo dulce, o salado y terminaba comprándome algún postre o cualquier chatarra que calmara eso que me estaba pidiendo mi cuerpo. Sin embargo, conforme cambiaba mi alimentación me di cuenta que tenían relación con mis niveles de ansiedad y con que mi alimentación que no estaba siendo la adecuada.

Lo curioso de los antojos es que trabajan como un comunicador de que tu cuerpo necesita algo. La mayoría de las veces ese algo esta relacionado con la falta de un nutriente, pero que rara vez consumimos el nutriente que necesitas y terminas con una bolsa de palomitas, galletas o cualquier bebida azucarada.

El problema con los antojos no solo es la falta de un nutriente. Esa carencia viene de una mala alimentación, la cual te genera antojos, falta de energía, fatiga, cambios de humor; por lo tanto esta mala alimentación llena de antojos esta relacionada con tus niveles de ansiedad.

Quizá te preguntes ¿y cómo me quito los antojos? Los antojos no van a desaparecer, alguna vez intente no sentirlos, pero fue contraproducente. Entre más evitaba consumir un postre más ganas tenía de salir corriendo a comprarlo. Entendí que no funciona así, antojos vas a tener siempre y por eso te voy a dar 4 hacks para que comiences a disminuirlos y sustituirlos de forma inteligente.

1. Te encantan los antojos dulces

Si formas parte de este grupo de personas que se nos antoja todo lo dulce y no podemos evitarlo ni un solo día, es una señal de que tu cuerpo necesita consumir alimentos más ricos en magnesio, cromo y carbohidratos de absorción lenta. Si estos antojos son muy recurrentes, incluye en tu alimentación o sustituyeron por: almendras, pescado, espinacas, verduras de hoja, hígado, etc., busca remplazar estos antojos por alimentos que te proporcionen nutrientes y no sustitutos.

2. No puedes vivir sin cosas saladas

Si no puedes pasar tu tarde o mañana sin consumir una bolsa de papas o cualquier alimento que tenga sal, es una señal de que debes disminuir tus niveles de estrés. Entre más estrenado te encuentres más antojo vas a tener de alimentos salados. Algo que te puede ayudar a disminuir es buscar 10 minutos de relajación y claro mínimo media hora diaria de ejercicio para comenzar a disminuir esos picos de estrés y antojos.

3. Grasas, pizzas aquí, hamburguesas allá

Estos antojos los tenemos casi todos, el problema radica si todos los días consumes algún alimento rico en grasa pero cero en nutrientes. Esta es una señal de tu cuerpo que te esta pidiendo otro tipo de grasas saludables. Algo que te puede ayudar a disminuirlos es agregar Omega-3, vitaminas A,D,E y K. Para disminuir estos antojos agrega a tu alimentación, pescado, todo tipo de verduras, frutos secos, frutas, grasas saludables, etc.

4. Tengo antojo de una copita

Si tus antojos por una bebida alcohólica son frecuentes debes poner atención por dos cosas: el alcohol altera tu sistema nervioso manteniéndote más ansioso y es una señal de que tu cuerpo necesita algo. ¿cómo puedes disminuir este antojo? Comienza a consumir proteína animal, carnes rojas, aves, huevo, pescado, mariscos, frutas, verduras y grasas saludables.

Estos cuatro hacks me ayudaron a disminuir los antojos y con ello la ansiedad. Cuando no me alimentaba de forma saludable tenía muchos sintomas físicos que en su mayoría no tenían que ver con la ansiedad, sino con mi mala alimentación. Además al tener una buena alimentación disminuyes la deficiencia de neurotransmisores que en ocasiones tienen relación con la ansiedad.

Los antojos si tienen relación con los niveles de ansiedad. Tener una alimentación saludable te ayudará a estar más enfocado, de mejor humor y con más energía durante el día. Recuerda que para comenzar a disminuir la ansiedad deberás alimentarte de forma correcta, ejercitarte todos los días y evaluar continuamente tus pensamientos.