¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

alcohol y ansiedad

El alcohol y su relación con la ansiedad

Después del café y los refrescos, el alcohol es una de las bebidas más recurrentes en la sociedad. En esta ocasión quiero explicarte por qué su consumo esta relacionado con los trastornos de ansiedad y malos hábitos alimenticios. Es importante que comprendas que ir disminuyendo ciertos alimentos o sustancias en tu alimentación te ayudará a mejorar tus estados de ánimo. Esta fue una de las primeras bebidas que decidí eliminar de mi alimentación, la cual me ayudaría a mejorar mis estados de ansiedad.

Esta comprobado que el alcohol puede causar deficiencias nutricionales y que estos nutrientes tienen un efecto directo sobre los estados de ánimo. La falta de nutrientes como el zinc, vitamina C, magnesio, ácidos grasos, antioxidantes, vitaminas del grupo B, como la B6 y la B1 y el ácido fólico hacen que sientas más ansiedad. Otro desequilibrio que provoca el alcohol es que te saltes las comidas, las cuales te proporcionan una gran cantidad de estos nutrientes.

Como te darás cuenta son mucho los nutrientes que se agotan cada que consumes alcohol. Además, cabe destacar que su consumo afecta negativamente la forma en la que nuestro cuerpo metaboliza el triptófano, el cual es el precursor de la serotonina, un neurotransmisor importante si tienes ansiedad.

La manera en que esta falta de nutrientes afecta a tu metabolismo hace que experimentes efectos secundarios y cambios de estado de ánimo, como la ira, violencia, tristeza y ansiedad. Otros efectos que te produce el consumo excesivo de alcohol es la falta de sueño y antojos a todas horas.

Poco después de que dejas de consumir alcohol, los niveles de azúcar en tu sangre disminuyen haciendo que desees más alcohol o consumir azúcar. Sin embargo, ninguna de las dos opciones suelen ser saludables y al tener dicho deseo puedes tener síntomas como la baja de azúcar en la sangre, ansiedad, mareos, dolor de cabeza, fatiga, etc.

Ahora que ya sabes cuales son los efectos del alcohol en tu cuerpo y mente, es importante que analices si lo estas consumiendo con frecuencia lo elimines de tu dieta. No necesitas ser alcohólico para sentir los efectos secundarios. Su consumo frecuente tiene efectos negativos sobre tu cuerpo, pero sobretodo con los estados de ansiedad. Recuerda que la relación alcohol y ansiedad no son una buena combinación si tu objetivo es comenzar a sentirte mejor.