¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

¿Cómo evaluar los pensamientos si tienes trastorno obsesivo compulsivo (TOC)?

Cuando padeces un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) existen muchas creencias irracionales las cuales te provocan ansiedad. Estas creencias pueden ser evaluadas haciendo que la ansiedad disminuya considerablemente. En el siguiente ejercicio usaremos el ejemplo de Raúl, él cual había lidiado por mucho tiempo con diversas compulsiones.

Raúl tenía diferentes creencias las cuales lo obligaban a ejecutar diferentes tipos de compulsiones en un solo día. Una de sus principales creencias era la de sentirse absolutamente responsable de la salud de sus papás. Este pensamiento lo obligó a desarrollar diferentes estrategias, que le aseguraran que sus padres no se enfermarían a través de algún virus que él pudiera contagiarles; se lavaba las manos frecuentemente, tomaba baños de un par de horas y se cambiaba de ropa varias veces al día.

Raúl también tenía la creencia que era responsable de mantener la casa segura mientras él no se encontraba. Este pensamiento ocasionaba que continuamente pidiera permiso en horas de trabajo para ir a su casa y asegurarse que todo estuviera en orden. Checaba una y otra vez que todos los electrodomésticos estuvieran desconectados, se aseguraba en repetidas ocasiones que la puerta estuviera bien cerrada y revisaba constantemente las perillas de la estufa para verificar que no existiera una fuga de gas. Todas estas compulsiones lo llevaron a afectar su vida social y laboral.

Con el tiempo Raúl comenzó a detectar cuales eran aquellas creencias que le provocaban ansiedad y lo obligaban a actuar de manera compulsiva. Después comenzó a evaluar cada una de esas creencias de una manera más racional. Sus pensamientos fueron evaluados de la siguiente manera:

Pensamiento: ¿Realmente es mi responsabilidad mantener sanos a los demás y que no se enfermen?

Respuesta: Es mi responsabilidad mantener mi salud y yo no controlo la salud de los demás.

Pensamiento: ¿Es mi responsabilidad mantener mi casa totalmente segura?

Respuesta: No, es solo mi responsabilidad mantener la casa segura. Soy una persona cuidadosa pero la responsabilidad es de todos los que vivimos en la casa.

Pensamiento: ¿Pensar en algo por mucho tiempo puede ocasionar que suceda?

Respuesta: Solo por que piense en algo no quiere decir que vaya a suceder. Mis compulsiones me hacen sentir mejor pero no previenen que las cosas malas sucedan.

Al finalizar este ejercicio Raúl se dio cuenta que no era responsable en su totalidad por la salud de los demás, incluyendo la de sus padres. Aunque fuera una persona cuidadosa no iba evitar que pasara algo malo y que el solo hecho de pensar en algo no significaba que fuera a suceder. Al finalizar el ejercicio la ansiedad había disminuido considerablemente.

Si tienes trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y te preguntas cómo evaluar los pensamientos; una herramienta muy sencilla para disminuir la ansiedad es contestar a aquellas creencias que te obligan a actuar de manera compulsiva. Al igual que Raúl puedes comenzar pensando cuáles son aquellas creencias que te generan ansiedad para después contestarlas de manera objetiva en un ambiente más tranquilo.