¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

Nicotina

La relación del consumo de nicotina en la alimentación y la ansiedad

Muchos de los fumadores argumentan que el cigarrillo les da un efecto calmante y que les ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad. Sin embargo, este efecto es un placebo que dura un breve tiempo, haciendo que su consumidor cree una adicción.

Si estás leyendo este artículo debe haber dos razones: la primera es porque estas buscando una opción para dejar de fumar y sentirte menos ansioso. La segunda, quizá porque sabes que los efectos dañinos de fumar son bien conocidos y estas consciente de que ser un fumador no te ha traído nada bueno.

Además de afectar tu organismo, su consumo afecta directamente sus estados emocionales, teniendo un aumento de irritabilidad, falta de concentración y ansiedad.

Aunque pareciera que podría ser todo, digamos que cuando consumes nicotina, todos los nutrientes de tu cuerpo se ven afectados. El apetito y la percepción del gusto comienzan a disminuir, la vitamina C. E, B1 y acido fólico se ven agotadas casi por completo. Y por último comienzas a tener deficiencias nutricionales, dejando a tu cuerpo y mente sin recursos para salir adelante.

Es importante que entiendas que si tienes un trastorno de ansiedad, la nicotina es tu peor enemigo para poder comenzar a disminuirla. Si te encuentras aquí leyendo esto, el primer paso es revisar tus hábitos alimenticios, deben ser totalmente saludables, pero sobretodo consumir alimentos ricos en aminoácidos, vitamina C, A, E, B1, ácido fólico, beber gran cantidad de agua, consumir carbohidratos de calidad como lo es la avena y el arroz. La proteína animal es muy importante, huevos, pescado, pollo, carnes rojas magras.

Evita todo tipo de comida chatarra durante este proceso, los azucares refinados y sobretodo la cafeína. Si tienes la necesidad de consumir café, cámbialo por un té verde, el cual es rico en antioxidantes y es un detox natural a tu cuerpo.

Aunque fumar puede aliviar temporalmente la ansiedad, con el tiempo resulta un aumento de nerviosismo y agitación que a menudo cae en querer dejar de fumar o desencadena riesgos de desarrollar ataques de pánico en una adultez temprana.

La alimentación esta relacionada con los trastornos de ansiedad y los nutrientes que tu cuerpo contiene se ven agotados por los malos hábitos alimenticios y por el consumo de nicotina. Si tu objetivo es comenzar a disminuir la ansiedad, debes dejar aquellos hábitos tóxicos que te alejen de tu objetivo que es sentirte mejor.