¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

Cafeína

Cafeína ¿Qué relación tiene con la ansiedad?

El café es una de las bebidas más consumidas alrededor de todo el mundo, al igual que las bebidas que contienen cafeína y azúcar. Aunque la cafeína es legal, lo cierto es que una droga estimulante.

Aunque el café es excelente para despertarse un lunes por la mañana y enfrentar las actividades del trabajo, puede ser que su consumo no te beneficie tanto si tienes un trastorno de ansiedad y buscas comenzar a disminuirlo.

Quizá te preguntes ¿cómo es que una simple bebida puede causarte problemas? o bien, ¿cómo es que algo que te mantiene despierto a su vez te puede mantener ansioso? La respuesta es sencilla, el consumo de cafeína, en cualquiera de sus presentaciones, llámese, café, bebidas energéticas con cafeína, refresco, te negro, guaraná, y ciertos medicamentos, chocolates, etc., su función radica en estimular el sistema nervioso para mantenerte despierto. Sin embargo, en muchas de las ocasiones vienen con cargas excesivas de azúcar, son sintéticas o están procesados, lo cual crea un impacto un doble impacto en tu cuerpo.

Algunas de las personas han experimentado que el consumo de cafeína puede empeorar la ansiedad. Por ejemplo, en consumo excesivo de café puede causar ansiedad o llevarte a consumir más medicamentos ansiolíticos. Al igual que la azúcar, consumir cafeína puede elevar la acumulación de lacto en la sangre y hacerte más propenso a ataques de pánico y ansiedad. Sobretodo aquellas personas con trastorno de pánico y ansiedad social pueden ser más sensibles a los efectos de la cafeína que causa ansiedad.

Consumir de cafeína de forma tiene efectos secundarios y bien fundamentados. Tu frecuencia cardiaca aumenta, inquietud, ansiedad, depresión, temblores, dificultad para dormir, micción excesiva y nauseas. (Estos efectos se presentan en quienes consumen como diez tazas de 8 onzas de café al día) Sin embargo, para algunas personas, que consumen menos de esa cantidad pueden tener efectos similares debido que son más sensibles a la sustancia.

Ahora, entiendo que el café es indispensable para muchas personas y algunas han intentado dejarlo de consumir, sin embargo los resultados no han sido favorecedores. Esto se debe que entran en una etapa de abstinencia. En cualquiera de los dos casos, ya sea que seas muy sensible al café o estes pensando en dejar de consumirlo, es importante que vayas disminuyendo su consumo gradualmente.

La cafeína puede interrumpir tu sueño, debido a que su consumo agota la serotonina y la melatonina encargados de darte un sueño reparador. Lo cual hace que entres en un circulo vicioso y necesites más café al día siguiente.

Además la cafeína es una bebida diurética, probablemente te de la necesidad de orinar por la noche. Y si eres mujer puede empeorar los síntomas del síndrome premenstrual.

Las vitaminas B, C, potasio, magnesio, calcio y zinc se ven reducidas al consumir cafeína. Además puedes sufrir desequilibrios hormonales.

Aunque se que suena difícil renunciar al café, en este punto debes evaluar que es lo que más te beneficia para sentirte menos ansioso. El impulso de energía que te da la cafeína cada mañana y el exquisito aroma puede ser un obstáculo para decirle adiós a la bebida. Pero es importante que te hagas consciente de cuál es tu objetivo el cual radica en comenzar disminuir la ansiedad de manera natural.