¿En qué te podemos ayudar? ¿Qué estas buscando?

¡Bienvenidos a Ciclo Azul!  Síguenos

Image Alt

Ciclo Azul

trastorno de ansiedad generalizada

¿Cómo evaluar los pensamientos cuando tienes trastorno de ansiedad generalizada?

Una de las principales características del trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es que la persona que lo experimenta se preocupa por muchas situaciones. Es por eso que se necesita una herramienta sencilla la cual te permita identificar aquellos pensamientos que te generan más ansiedad, y comenzar a evaluar qué tan peligrosas son esas situaciones que pasan por tu mente.

El objetivo de este ejercicio es que aprendas a ser consiente cuando estas exagerando una amenaza pensando en que te va a suceder lo peor y que logres sustituir ese resultado por uno menos negativo:

1. Identifica cuál es el pensamiento que te ocasiona más ansiedad. Cuando padeces de TAG indudablemente te preocuparan muchas cosas: el rendimiento en tu trabajo, la relación con tu pareja, el pago de las cuentas, tu salud, etc. Lo que debemos de poner en práctica es saber identificar cuál de estos pensamientos te producen más ansiedad. Así se podrá atacar aquella situación que más malestar te ha causado.

2. Piensa en el peor escenario al que te podrías enfrentar. Describe cuidadosamente cuál sería lo peor que te podría suceder. Por ejemplo, si tienes una cita con una persona importante en tu trabajo y tienes miedo que las cosas salgan mal, describe que es lo peor que podría pasar. Tal vez, que tu mente se quedará en blanco, que la persona piense que eres estúpido y tonto, que tus compañeros de trabajo se burlen de ti, etc.

3. Cuestionaste cuál es la probabilidad que ese peor escenario se convierta en realidad. Utiliza una escala del 1 al 100. Por ejemplo, si es muy poco probable que suceda le asignaremos un 30, pero si es muy probable que suceda un 80. Piensa en todas esas situaciones similares a las que has estado expuesto en el pasado antes de contestar esta pregunta. Regresando al ejemplo anterior, podríamos pensar en todas aquellas ocaciones que nos hemos reunido con personas importantes en nuestro trabajo y cuantas veces ese peor escenario que teníamos en mente se ha vuelto realidad.

4. Piensa en el mejor escenario al que te podrías enfrentar. Igual que el punto numero dos, describe cuidadosamente cual sería lo mejor que te podría suceder en aquella situación que tanto te preocupa. Si utilizamos el ejemplo de la cita, podríamos imaginar que aquella reunión seria todo un éxito, que la persona con la que nos reunimos pensará que somos excelentes negociadores, nos elogiaría por nuestra capacidad para resolver cualquier situación y nuestros compañeros nos felicitarían por nuestro gran desempeño.

5. Cuestionate cuál es la probabilidad que el mejor escenario se convierta en realidad. Utiliza la misma escala del 1 al 100.

6. ¿Cuál piensas que sea el resultado más realista? Lee las respuestas de lo que has escrito y piensa acerca de cuales son las posibilidades de que el peor escenario se haga realidad. Tal vez las probabilidades ya no sean tan altas como pensabas.

Cuando comienzas a decirte a ti mismo que el peor escenario es muy probable que suceda, es ahí cuando empiezas a creer en ello. En cambio, cuando describes cuál podría ser el mejor escenario la predicción se vuelve mucho más realista.

Tener un trastorno de ansiedad generalizada no es el fin. Existen soluciones naturales para sentirte mejor. En Ciclo Azul queremos que sepas que aunque existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad la manera de disminuirla es la misma. Recuerda que el alimentarte sanamente influye de manera importante en reducir estos niveles, que el ejercicio hace que tu cerebro produzca las mismas sustancias que producirías con una pastilla y que aprendiendo a evaluar tus pensamientos disminuirás de manera definitiva la ansiedad que hoy sientes.